www.unlimitedmagazineusa.com
Autismo

Síndrome de Asperger: ¿cuáles son las mejores terapias?

15 de octubre, 2017,

Ver Galeria

El síndrome de Asperger fue reconocido por la comunidad científica en 1994 e incluido en 2013 como parte del TEA (Trastorno de Espectro Autista). Los TEA, y el síndrome de Asperger en concreto, son trastornos que afectan al neurodesarrollo del niño.

 

La causa del síndrome de Asper es desconocida y no hay, hasta ahora, manera de prevenir o evitarlo.

El tratamiento temprano y regular puede ayudar a su niño a lidiar con los síntomas relacionados con el síndrome de Asperger.

 

El tratamiento usualmente incluye una combinación de terapia conductual, física, ocupacional y cognitiva (TCC). El equipo de terapia decidirá con qué frecuencia necesita trabajar con su hijo.

 

Las sesiones de terapia pueden las siguientes:

 

  • Habilidades sociales y logopedia: su hijo puede hablar bien. Sin embargo, es posible que necesite aprender habilidades de conversación importante. Estas habilidades incluyen aprender a tomar turnos mientras habla, haciendo contacto visual con la persona que él o ella está hablando, mostrando interés en lo que la persona dice, y aprendiendo a hablar de una variedad de temas, no obsesionarse con un tema. El terapeuta también puede enseñar destrezas apropiadas para el juego, tales como tomar turnos, seguir las reglas, y aprender a lidiar con los sentimientos de los demás.

 

  • Fisioterapia: algunas personas diagnosticadas con síndrome de Asperger pueden parecer torpes. Un terapeuta físico trabaja para desarrollar la fuerza del cuerpo de una persona. Esto ayudará con correr, saltar, pedalear una bicicleta, subir y bajar escaleras, y otras actividades de movimiento físico.

 

  • Terapia ocupacional: un terapeuta ocupacional ayuda a las personas con síndrome de Asperger con sus destrezas motrices (cualquier cosa que requiera el uso de sus manos). También trabajan para ayudar a su niño a lidiar con problemas sensoriales. Una persona diagnosticada con Asperger puede ser sensible a ciertas experiencias sensoriales. Esto puede incluir ruidos, tactos, olores o estímulos visuales. Podría incluir ciertos materiales, como el modelado de arcilla, tiza, arena y agua. Podría incluir problemas sensoriales relacionados con la alimentación de diferentes tipos de texturas y tipos de alimentos.

 

  • Terapia cognitivo conductual: la terapia cognitiva conductual (TCC) enseña a las personas con síndrome de Asperger cómo actuar socialmente y hacer frente a sus emociones. Enseña destrezas importantes como el control de impulsos, miedos, ansiedad, obsesiones, interrupciones y rabietas. Es diferente para cada persona, basándose en sus necesidades.

 

  • Medicina: no hay medicina para tratar el síndrome de Asperger. La mayoría de los medicamentos tratan la ansiedad, la depresión o la incapacidad de enfocarse a menudo en relación con el síndrome de Asperger. Los medicamentos comúnmente recetados para la ansiedad y la depresión incluyen inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), medicamentos antipsicóticos y medicamentos estimulantes.

 

No ignore los primeros retrasos sociales y de comunicación de su niño. Los comportamientos del síndrome de Asperger no mejorarán  sin terapia. A medida que su hijo progresa en la escuela, la terapia puede cambiar para reflejar las necesidades de su hijo en ese momento. Más importante aún, pregúntele a sus terapeutas cómo aplicar la terapia en casa. Los niños mejoran cuando la terapia es la misma en la escuela y en el hogar.

 

La terapia no es un tratamiento de una sola vez. La terapia repetitiva ayuda a su niño a desarrollar un comportamiento deseado. Los niños no deben ser castigados por comportamientos indeseados. En cambio, los terapeutas usan incentivos y recompensas (dándole a su hijo tiempo libre extra, un refrigerio saludable, o algo que es importante para ellos) para estimular el comportamiento apropiado.