www.unlimitedmagazineusa.com
Salud

Handinator Add:

20 de junio, 2017,

Ver Galeria

En la búsqueda de una actividad rentable y adecuada para personas que tienen comprometida su movilidad, Pedro González dio con una idea original que se ha convertido en su digna actividad de trabajo.

La segunda década del presente siglo comenzó con un hecho que le cambió por completo la vida al venezolano Pedro González: un accidente de tránsito lo dejó parapléjico en el 2010. Los años sucesivos no fueron fáciles, pues la necesidad de tener que adaptarse a las nuevas condiciones impuestas por la discapacidad se sumó a la dificultad propia de un país en crisis política y económica, por lo que en 2014 decidió emigrar a los Estados Unidos.

Los primeros años como inmigrante tampoco fueron sencillos. Junto a su esposa repartió volantes en la calle, vendió cebollitas con guacamole, realizó encuestas, entre otras actividades que le reportaban dinero para el sustento familiar, hasta llegar a tener su propia empresa de venta e instalación de aire acondicionado.

A Pedro desde muy pequeño le ha gustado emprender. Trabajó a los trece años en una fábrica de lámparas de un tío donde descubrió que le gustaban las ventas. “Mi tío me asignaba tareas como enroscar niples con tuercas, o pasar los cables por las lámparas, pero siempre me escapaba a la sala de exhibición y ventas y cuando había muchos clientes y los vendedores no se daban abasto para atenderlos, allí aparecía yo. A mi tío no le gustaba, hasta que le vendí una lámpara por un dineral en esa época y cambió su visión. A los 28 tuve mi propio negocio”, expresa.

Ese espíritu progresista, su gusto por el emprendimiento y una férrea voluntad lo llevaron a explorar una actividad comercial muy original que lleva por nombre “Handinator Add”.

Se trata de una innovación. Adaptó una pantalla LED a su silla de ruedas, la cual proyecta anuncios de las marcas y negocios que compran el espacio. Adicionalmente, entrega los volantes o folletos, de ser el caso. De esta forma, recorre a diario el Downtown y la avenida Brickell de Miami, mostrando la publicidad de sus clientes.

Confiesa que el proceso para darle forma final a este proyecto no fue fácil, pero agradece a las personas que lo han apoyado.

“Los ingenieros Mel Freire y Horacio Fontana, quienes me dieron ideas y construyeron la plataforma; Manuel Yari Mastrechi, mi Handinator asistente; José Guggenheim, quien sin conocerme y de solo escuchar el proyecto me ofreció apoyo financiero; los patrocinantes Yogurt4you, CPR, La Licuadora, que han creído en Handinator Add. Mención especial a mis hermanos Scarlett y Alberto, a mi esposa y a mi madre Gladys Peña, su apoyo ha sido invalorable”, dice.

–¿Cómo surgió la idea de hacer publicidad desde una silla de ruedas?

–Uno de mis primeros detonantes fue que no conseguía trabajo por mi discapacidad. Asistí a muchas entrevistas y una vez que me veían en silla de ruedas me entrevistaban por no discriminarme, pero sentía el rechazo. Así que me preguntaba todos los días qué tipo de negocio se podría hacer en los Estados Unidos que fuera diferente y con poca competencia. Entonces la idea me vino cuando repartía volantes para un café. Le pedí a los dueños que evaluaran el impacto de mi trabajo. Cuando entregaba la publicidad a la gente, les explicaba que si iban al negocio y decían la palabra “silla de ruedas”, les regalarían un postre de mi parte. Fue un éxito. Luego, una noche de tanto pensar en cómo seguir evolucionando, llegó la idea de colocar una pantalla a la silla y promocionar a los comerciantes del Downtown. Con la idea vinieron las preguntas: cómo hacerlo, cómo debía plantearse la funcionalidad, el diseño, los recursos para ejecutarla, cómo evitar molestar al tránsito automotor y a los peatones. Entonces empecé a consultar y a investigar por internet sobre los permisos, licencias; comencé asistir a talleres de formación de emprendedores con Hispanic Business Initiative Fund. Fue entonces cuando una organización llamada Acción USA me apoyó con un crédito. Luego se me ocurrió la idea de hacer una encuesta a los comerciantes con el objetivo de darle a conocer el Handinator Add y les pareció muy ingeniosa. La creación me llegó hace 2 años, pero con el Handinator Add llevamos tres meses. Todavía estamos aprendiendo y mejorando.

–¿Sientes que marcas la diferencia con este emprendimiento?

—Handinator Add es un concepto innovador y lo más hermoso e importante es que lleva un concepto muy altruista, humanitario y social. Es una forma de apoyar el trabajo de la gente con discapacidad, integrando el “handicap” de una forma activa. Es una vía muy positiva para relacionarse, compartir, ser útiles a la sociedad. Con la ayuda de mi Handinator-asistente logramos dar a conocer y posicionar la marca o producto del cliente.

–¿Cuál ha sido la respuesta del público?

–No me la esperaba, nos toman fotos, nos felicitan, dicen que es una idea ingeniosa, fabulosa. Es muy emocionante y eso nos lleva a trabajar con absoluta felicidad. Lo que aun esperamos es el respaldo de los comerciantes. Nos felicitan y nos dicen que sí van a publicitar, pero son muy pocos los que hasta el momento lo han hecho. Sin embargo, seguimos insistiendo. No nos damos por vencidos.

Instagram: @handinatoradd

Telf: 786-731-6854